La Fundación Proyecto Ser Humano y Minera Kinross, en el marco de su alianza estratégica pronta a cumplir dos años, brindaron a la comunidad de Paipote una nueva actividad  cultural familiar. En esta ocasión fue el turno de los bailes andinos, específicamente Osadas y Tinkus, a cargo del ballet “Pusi Wayras” de Copiapó. Su director, Rudy Carmona, dijo que esta agrupación de baile creció al alero de la banda de Bronces del mismo nombre y, que han participado en distintas actividades, tales como el Carnaval del Toro Pullay de Tierra Amarilla y en el cierre del verano en Caldera, entre otros eventos regionales.

En cuanto a la actividad en Espacio Kinross, dijo que “es primera vez que enseñamos danza tinkus a personas que no son de la agrupación, de allí que quisimos hacer algo muy didáctico; es decir, no sólo enseñar algunos pasos y aprender a llevar el ritmo, sino también dar a conocer las vestimentas andinas, saber de su textura que es de lana de ovejas o de auquénidos, lo que les permitió sentir su textura, su calor y el peso de cada prenda que lleva el bailarín, que no es menor al momento del espectáculo ya sea al aire libre o en un recinto cerrado. Dijo que pudo observar una gran motivación entre el público asistente y eso es lo que lo deja más que conforme. Esto significa que estamos sembrando nuestro arte en personas que probablemente ven la posibilidad de participar en estos ritmos como algo lejano, pero hoy lo vivieron de cerca y con mucho entusiasmo y entrega”, señaló Carmona a nombre del ballet “Pusi Wayras”.

Por su parte Alfonso Silva, gestor cultural de la Fundación Proyecto Ser Humano, recordó que con minera Kinross vienen trabajando desde los días siguientes de ocurrido el aluvión que afectó a Copiapó el año 2015 surgiendo como una alternativa para otorgar entretención a través del arte a aquellas familias de Paipote que lo estaban pasando mal. “Esta alianza se ha mantenido a través del tiempo y nos ha permitido desarrollar y enseñar distintas disciplinas culturales a jóvenes y niños a través de la danza, del teatro, del canto y de la música entre otros. Aprovecho de agradecer a Minera Kinross por permitirnos hacer crecer el arte en nuestra tierra para que muchos jóvenes y niños estudiantes participen de los talleres”, concluyó.